La casa L+C está ubicada en una calle que conecta el paseo marítimo del puerto de Mahón con el centro del pueblo. Dispuestas en hilera, en planta baja y con un gran solar cada una, estas casas albergaban pescadores desde la primera mitad del siglo pasado, lo que explica el carácter frugal y plano de las fachadas, casas austeras con huerto trasero para autoconsumo.
El programa nos engancha enseguida ya que el proyecto conjuga una pareja joven, creativa y totalmente abierta a nuevas ideas con un solar que alberga grandes posibilidades en cuanto a normativa y superficie edificatoria.
Decidimos construir en planta baja manteniendo la morfología de la fachada, prestándole mayor atención a la sección longitudinal del edificio. La necesidad auto-impuesta de ir introduciendo luz solar y ventilación en todas las estancias nos configura un catálogo de cubiertas de diferentes alturas y formas dando pie a que las estancias principales de la vivienda estén ubicadas en posiciones centrales de la planta y no en las fachadas. Con ello ganamos privacidad y enriquecemos el programa de la vivienda sobremanera ya que segregamos la planta en dos: en la primera parte se disponen las zonas más privativas, y en la fachada posterior las zonas comunes en planta abierta. La cocina, salón-comedor se une a un espacio “taller” multifuncional que permite usarse para el teletrabajo o para el ocio en el que la luz solar lo inunda todo. Un patio, una pequeña piscina y un huerto existente completan la vivienda en su vertiente norte.
Constructor: Obras Loga S.A.
Aparejadores: Francesca Gomila Mercadal

Fotografía: Adrià Goula

AGP1413_3_0109-Panoweb.jpg
AGP1413_3_0118web.jpg
AGP1413_3_0093-Panoweb.jpg
AGP1413_3_0077-Panoweb.jpg
AGP1413_3_0096-Panoweb.jpg
AGP1413_3_0111-Panoweb.jpg
AGP1413_3_0105-Panoweb.jpg
AGP1413_3_0133web.jpg
AGP1413_3_0139web.jpg
AGP1413_3_0149web.jpg